Comiendo fuera: Pizzeria La Montecarlo

Hace bastante que no escribo ninguna reseña de restaurantes, y eso que por suerte he ido a muchos y muy buenos, así que he decidido hacerlo hoy. Básicamente porque no tengo ninguna receta a mano para escribir y tengo un rato libre.

La Montecarlo abre en Roma en el año 1986, en una pequeña callejuela cercana a la Piazza Navona, y hasta hoy no ha parado de preparar sus pizzas auténticamente romanas. Finas, sabrosas y servidas en platos de acero inoxidable.

Estuve por allí dos veces, en las que probé la pizza de pepperoni y un plato de spaghetti al pesto -ya que también sirven pasta- y ninguno de los dos defraudó. Muchas guías de viaje señalan La Montecarlo como punto imprescindible para parar y recuperar fuerzas.

A la entrada podremos ver los premios recibidos, esos de chapa y con un dibujo de un viajero con mochila, y ya en su interior se puede apreciar que es un sitio de paso obligado; las paredes están empapeladas de fotos de personajes famosos que han pasado por allí.

Pizzeria La Montecarlo

¡Y lo mejor de todo es que el precio no es nada caro! Con lo que podría costar un menú del día en España comeremos como reyes y saldremos sin hambre para seguir paseando por la ciudad.

Sigue leyendo

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Comiendo fuera: Yamane Café

Había dejado de lado los “Comiendo fuera” porque tengo la sensación de que no interesan mucho a los visitantes de esta web, que básicamente entran a ver recetas y se van como han venido. Esta no es una web de opiniones sobre restaurantes y por eso no siguen navegando entre tantos y tantos enlaces maravillosos que hay aquí. (carita triste jeje)

Pero hace unos días estuve en Barcelona, por trabajo, y por casualidad dí con un local pequeñísimo. Con muchos papeles pegados en el cristal (lo siento no tengo foto de eso) y con uno que me llamó mucho la atención. Decía algo así como: “Comida japonesa del Japón”.

Había hecho algún curso de comida japonesa (típico curso de sushi) y como soy gruñón me niego a creer que es lo único que se come en Japón. Lo cierto es que el dichoso cartelito fué suficiente para hacerme entrar.

El interior es bonito y muy pequeño, no hay más de 6 mesas, adornado con libros y revistas japonesas. Nada del Japón imperial, con samurais y cuadros de épocas mejores, eso era un barcito bien decorado de un Tokio del siglo XXI. Simplemente una cafetería bonita.

Estuve solo, con la compañía de la camarera-chef de escasísimas palabras y aún más escasa sonrisa y una relajante música de jazz de fondo. Con esto no quiero decir que me atendiera mal, fué correcta y servicial, simplemente poco expresiva.

Los platos los preparan del otro lado de la barra, imagino que si te acercas la verás cocinar. Yo me quedé en la mesa.

Aquí os dejo fotos de algunos de los platos que comí:

Gyozas

Unas gyozas, sensiblemente mejores que las que preparo yo.

Pincho japonés
Unos pinchos (con nombre japonés ya olvidado por mi) de los que puede verse que para cuando me acordé de la foto ya era un poco tarde.

Pechuga de pollo en tempura
Una pechuga de pollo en ¿tempura? con una salsa de yogur y soja.

La comida estaba muy buena, no sé si es lo que hacen en Japón pero estaba muy bueno y volveré si vuelvo a pasar por allí a la hora de comer.

De precio, no es muy barato pero tampoco es caro.

Donde están:
Yamane Café
Carrer Brusi 47 – Barcelona
http://yamanecafe.blogspot.com

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Comiendo fuera: Rocambolesc

Como en todas las publicaciones que tratan de sitios donde he comido, mi opinión es mia y no intenta ni animarte a que los visites ni hacerte desistir. Esto que estás leyendo es uno de mis ejercicios de narcisismo que hacen que me quede sin amigos. 😉

Bocadillo de helado de manzanas asadas

La heladería Rocambolesc es propiedad de Jordi Roca, uno de los dueños del (en 2013) mejor restaurante del mundo. Así que algo de cocinar sabrá.

Con esto en mente, y aprovechando que estaba por allí, me acerqué a probar el Oxymoron, un bocadillo caliente de helado. Esto es: el pan caliente y el helado de adentro frio.

Fuí muy ilusionado, después de leer tanta critica-peloteo que hay por ahí y de ver su web.

Después de dejarme mis 4 euros de rigor, me dieron mi bocadillo de helado de manzanas asadas.

Creo que fuí esperando que fuera una heladería Michelin y, como cualquiera con dos dedos de frente sabría, no me encontré con eso:

Sigue leyendo

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Comiendo fuera: Yogui Burger

Va a parecer que vivo a hamburguesa, casi todos los Comiendo Fuera tratan sobre hamburgueserías. No debería ser así, pero por culpa de @qrryqrryqtpillo no paro de visitar hamburgueserías grr!!

Hoy toca una hamburguesería de barrio, en Torrejón de Ardoz (Madrid). Fuí recomendado por compis de trabajo y por Tripadvisor.es, es una hamburguesería que lleva muchos años alimentando madrileños. Alguno me ha dicho que pasaba sus cumpleaños allí cuando era niño.

Logo Burger Yogui

Sigue leyendo

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Comiendo fuera: Alfredo’s barbacoa

Hacía ya un tiempo que no escribía una reseña de la serie “comiendo fuera” así que aprovechando mi visita a Alfredo’s barbacoa en Madrid, voy a destilar un poco de odio en estas páginas.

hamburguesa-alfredos

No tengo fotos del sitio, estaba de celebración pre-cumpleaños y no tenía ganas de calentarme mucho la cabeza con el tema. La foto que aparece es simplemente para que esto no sea un pergamino imposible de leer.

Vamos entonces a mi experiencia.

Sigue leyendo

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone