Ramen de pollo

Los japoneses designan como ramen a una sopa de fideos chinos, por lo que a esta receta yo la definiría más como “Ramen de pollo”. No sé, más que nada por diferenciarla de las que seguramente haré más adelante, basadas en pescado. Digo esto porque no creo que a mis visitantes asiáticos les vaya a convencer el nombre que le he puesto al plato.

No recuerdo si lo dije aquí, pero estoy escribiendo un cursillo sobre pasta casera para 68Grados.com (que será gratis y te enterarás cuando salga si te apuntas a su boletín de noticias) y como ampliación al curso hablaré de los fideos chinos y en general de la pasta “no italiana”. Y de tanto escribir a uno le entra hambre siempre cuando hay pocos ingredientes en casa y aún menos ingredientes.

Esta receta de ramen es más la explicación de una experiencia que una guía para seguir paso a paso como la mayoría de recetas que se encuentran aquí, así que las medidas serán aproximadas y el lector curioso y hambriento que quiera comer este ramen de pollo en casa deberá utilizar su criterio culinario -que a estas alturas ya debería estar muy desarrollado jejeje-

Receta de ramen

Este plato, que se deberá servir muy caliente, está formado principalmente por un caldo de pollo, fideos alcalinos (ya diré como los hice), carne de pollo desmenuzada y un huevo duro (o pochado). He puesto cebolla tierna para agregar frescura y textura crocante ya que el resto no tiene nada de eso. También agregué un poco de guindilla pero no estoy muy seguro si fué en la forma más acertada.

Sigue leyendo

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Alfajores de Medina

Como parte del curso de alfajores argentinos que estoy haciendo, tenemos que realizar una actividad por lección.

Aprovechando eso hago este post, ya que estoy muy vago como para pensar en otro tema en este momento (jueves, 9 am con el resto de la familia durmiendo). Debo actuar rápida y silenciosamente 😉

Receta de Alfajores de medina

Bueno, la historia es más o menos esta: en la clase de historia del alfajor se habla del alajú -creo recordar que se escribe así- como precursor del alfajor latinoamericano. Semejante palabro quiere decir más o menos algo como “relleno”.

Los alfajores antiguos, cuya receta había que preparar para esa clase, nos llevan forzosamente a la civilización islámica y en particular a Medina Sidonia (Cádiz), de donde procede la receta que os muestro hoy. Según De la vista al paladar, esta receta es de 1786 aunque se prepara el producto desde el siglo XIV.

Sigue leyendo

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Comiendo fuera: Yamane Café

Había dejado de lado los “Comiendo fuera” porque tengo la sensación de que no interesan mucho a los visitantes de esta web, que básicamente entran a ver recetas y se van como han venido. Esta no es una web de opiniones sobre restaurantes y por eso no siguen navegando entre tantos y tantos enlaces maravillosos que hay aquí. (carita triste jeje)

Pero hace unos días estuve en Barcelona, por trabajo, y por casualidad dí con un local pequeñísimo. Con muchos papeles pegados en el cristal (lo siento no tengo foto de eso) y con uno que me llamó mucho la atención. Decía algo así como: “Comida japonesa del Japón”.

Había hecho algún curso de comida japonesa (típico curso de sushi) y como soy gruñón me niego a creer que es lo único que se come en Japón. Lo cierto es que el dichoso cartelito fué suficiente para hacerme entrar.

El interior es bonito y muy pequeño, no hay más de 6 mesas, adornado con libros y revistas japonesas. Nada del Japón imperial, con samurais y cuadros de épocas mejores, eso era un barcito bien decorado de un Tokio del siglo XXI. Simplemente una cafetería bonita.

Estuve solo, con la compañía de la camarera-chef de escasísimas palabras y aún más escasa sonrisa y una relajante música de jazz de fondo. Con esto no quiero decir que me atendiera mal, fué correcta y servicial, simplemente poco expresiva.

Los platos los preparan del otro lado de la barra, imagino que si te acercas la verás cocinar. Yo me quedé en la mesa.

Aquí os dejo fotos de algunos de los platos que comí:

Gyozas

Unas gyozas, sensiblemente mejores que las que preparo yo.

Pincho japonés
Unos pinchos (con nombre japonés ya olvidado por mi) de los que puede verse que para cuando me acordé de la foto ya era un poco tarde.

Pechuga de pollo en tempura
Una pechuga de pollo en ¿tempura? con una salsa de yogur y soja.

La comida estaba muy buena, no sé si es lo que hacen en Japón pero estaba muy bueno y volveré si vuelvo a pasar por allí a la hora de comer.

De precio, no es muy barato pero tampoco es caro.

Donde están:
Yamane Café
Carrer Brusi 47 – Barcelona
http://yamanecafe.blogspot.com

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Patatas a la griega

Después de muchos días haciendo cosas fuera del blog, y este fin de semana haciendo “dentro” del ya mencionado artilugio informático, puedo decir que tenemos nueva receta.

La receta no es mía, ni siquiera sé si su nombre es ese porque La Cerda, que fué quien la hizo y aprendió, no lo tiene muy claro. La historia es más o menos simple: La Cerda va a un curso de cocina griega – el curso lo dá una persona que estuvo en Grecia – Ninguna de las dos sabe el nombre. Es más, estoy seguro que la receta original no era así, pero no importa porque está buena.

 

Sigue leyendo

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Paella valenciana tradicional

Muchos cambios se suceden entre post y post, esta vez tocó eliminar el plugin que controlaba las fotos y no veas la guerra que dió… parece que no se quería ir. Por eso ahora se me acumulan las recetas. Esta es una de estos días.

Después de leer y leer las novedades y bondades de la Wikipaella, he decidido darme una nueva oportunidad con este plato. Mis intentos habían sido fatales pero esta vez, documentándome un poco, he conseguido dar con la piedra filosofal que convierte un arroz del montón en un plato celestial. – Que poético estoy… pido perdón –

Paella Valenciana Tradicional

Esta receta está escalada para dos personas, si quieres hacer para más tendrás que escalar linealmente los ingredientes, pero la cantidad de agua va a variar según la superficie de la paella (del recipiente). Hay una fórmula dando vueltas por ahí, si veo que hay gente que la reclama la publicaré aquí. (ahora no la tengo a mano)

Sigue leyendo

Si te gustó el post, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone