Reparar una plancha dañada

Después de curar la sartén barata y de chapa que compré hace unos meses, y viendo que el resultado era muy bueno. Se me ocurrió reciclar una plancha con recubrimiento de Teflon que hacía tiempo que ya no era antiadherente.

Lo cierto es que siempre la traté muy mal, frotándola como un animalico y llevándome por delante todo el recubrimiento. Cosa que hacía que cada vez la comida se pegara más y más.

Así que he decidido retirar todo el recubrimiento y curarla tal como hice con aquella sartén.

 Plancha de teflon dañada por el mal uso

Para hacer esto primero hay que eliminar el recubrimiento dañado. Es importante sacarlo todo, ya que no es demasiado bueno comerlo. Las autoridades sanitarias y los controles hechos por el fabricante dicen que no es perjudicial para la salud, pero si no te lo comes, mejor.

Para eso hay que usar un cepillo de acero, se puede hacer a mano pero es un incordio así que yo usé uno circular que puede unirse a un taladro.

Una vez que está la superficie sin recubrimiento, nos encontramos con el interior de la plancha propiamente dicha. En mi caso era de aluminio, pero imagino que también habrá de hierro.

 Plancha antiadherente completamente pulida

Ahora lo que hay que hacer es curarla, de la misma manera que se puede curar una sartén de acero se puede curar esta plancha: calentar, rociarla con aceite y dejar que se queme todo.

Este es el resultado:

plancha03

Cuando tomé la foto todavía no la había probado, un rato más tarde hice unas hamburguesas y parece que funciona a la perfección. ¡He recuperado una plancha bastante cara que estaba para tirar en una tarde!

Que hacendoso soy.

También te puede interesar: